El valor de la Domótica

El mayor valor de la domótica es entregarnos un control remoto a nuestra vida, hacer todo mejor y más cómodo cuando lo manejamos de manera inalámbrica para que podamos dedicarnos a una disfrutar la vida sin obsesionarnos por la tecnología.

La tecnología debe ser un instrumento para facilitar el contacto social, más tiempo para disfrutar en familia, mejorar nuestro ritmo de trabajo o hacer más cómoda nuestra vida en pareja, pero jamás debe ser una opción para alejarnos de la sociedad y de nuestros seres queridos, lo único que debemos mantener a raya debe ser a los intrusos.

Para ello la domótica también nos trae la cerrajería electrónica, que además de evitar que los intrusos entren, registran las veces que se abre un acceso y la parte que me resulta más interesante es detectar si una puerta no ha sido bien cerrada, para alertar sobre la situación y solucionar cuanto antes el riesgo de intrusión o robo.

Los cerrajeros Sant Gervasi tienen mucha más información ahora que hace alguno años de cómo se realizan los ataques, debido a la cantidad de dispositivos electrónicos que revelan la escena del delito, como por ejemplo las horas frecuentes, el tipo de arma, la fisionomía del delincuente e incluso el método de vigilia que se aplicó o no.

Reduciendo gastos innecesarios

La cerrajería electrónica aunque sigue siendo más cara que la cerradura convencional, representa un ahorro de dinero en cuanto a reparación o servicios de urgencias de cerrajeros de https://cerrajerosargentona.org.es. Esta realidad poco a poco va cambiando debido a la popularidad del dispositivo.

La pérdida de las llaves con cerraduras electrónicas no es posible, ya que las llaves tradiciones de metal han sido sustituidas, por la proximidad con celulares, sistemas biométricos, controles a distancia que evitan los daños comunes de las cerrajería tradicional y el extravió es menos probable.

Detecta si la puerta está abierta

¿Cuantos padres han agradecido tal ingenio?, saber cuándo la puerta ha quedado abierta. Las madres deben lidiar con la inquietud de los más pequeños, el descuido de los más grandes y la prisa de los más activos, sin llegar a percibir el peligro que significa una puerta abierta.

Que haya un sensor que le avise a los adultos que la puerta está abierta cuando no lo debe estar, nos hace estar mucho más tranquilo dentro de nuestro hogar. Uno cerradura de alta seguridad y un sistema de seguridad más interactivo es la solución más eficiente que pueden tener los cerrajeros de la época y un alivio para muchas personas.

Ausentarse de casa, pero saber que puede estar sucediendo en casa si has dejado a tus hijos en casa, no debería ser un motivo para angustiarse, sino todo lo contrario, la tranquilidad de poder monitorear si ha sido abierta comunicarte con ellos en cualquier eventualidad, para disfrutar el tiempo fuera.

Mayor información sobre tus adolescentes

Cuantos adolescentes no se escapan de noche por las ventanas o algún acceso sin que sus padres se den cuenta. La domótica podría reducir el riesgo de que eso suceda, ya que los más rebeldes no les importaran irse sin o con permiso de sus padres, pero al menos estarás enterado su ausencia.