Mitos de la seguridad física

Mantenerse seguro en una estructura o al aire libre no debería porque representar una suma exagerada de dinero. A veces solo basta con confiar en nuestros productos de cerrajería y cumplir las normas de seguridad establecidas para ese lugar.

Es imposible que los cerrajeros profesionales en Nou barris puedan implementar un nivel elevado de seguridad si por ejemplo, se acostumbra a dejar las puertas abiertas. O si no se pasa el seguro de la cerradura cuando se sale o permanece dentro de las instalaciones. Así también se dejen las ventanas abiertas inclusos en piso superiores porque los ladrones no trepan, eso es falso.

Los delincuentes pueden llegar a tener grandes habilidades para trabajos manuales, en condiciones físicas, de ingenio y del logro de sus objetivos. Aunque parezca un chiste, son reales estas cualidades. Los delincuentes que desean robar una propiedad generalmente lo logran, a pesar de varios intentos fallidos.

Pueden llegar a prender técnicas de aperturas propias de cerrajeros profesionales, llegan a trepar paredes, tapias o árboles para lograr penetrar y sobre todo improvisar las herramientas de ataque y hasta son muy habilidades para soportar situaciones de gran presión, es por ello que nunca se debe subestimar a los ladrones.

Debes invertir mucho dinero

Un mito común es que se tiene que invertir mucho dinero para que tu propiedad este protegida y resista a los ataques. Es cierto que los productos de cerrajería más avanzados requieren más inversión económica, pero los profesionales pueden sugerir fabricantes más económicos que te ayuden a sobreponerte a la vulnerabilidad de seguridad.

Tener la idea de no poseer los recursos económicos suficientes, para tener una propiedad más seguro, hace que se posponga cada vez la renovación de la seguridad o la instalación de dispositivos de comunicación en caso de intrusión.

Muchas veces nos creamos monstruos con las tarifas de los trabajos de cerrajería que no son ciertas y si entran dentro de las posibilidades de inversión. Los buenos trabajos requieren de una sola inversión, ya que perduran en el tiempo si se hacen eficiente mente por profesionales.

Las cerraduras son infalibles

El más letal de los mitos de la cerrajería es creer que alguna cerrajería es infalible ante los ataques de intrusión. Hacer que las personas crean esa mentira es irresponsable. Toda cerradura o cierre tiene una vulnerabilidad, las mejores suelen resistir mucho más tiempo a un ataque, que sirve para ser descubierto, pero con la habilidad necesaria cede.

Las personas que creen esto están propensas a que los delincuentes logren entrar porque se confían en que sus barreras son indestructibles.

La verdad es que se puede lograr disuadir un ataque de ladrón con el uso de varias soluciones de seguridad, buena cerraduras, detectores de presencia, iluminación, cerramientos adecuados, vigilancia y cero negligencia de parte del cliente.

No se puede confiar en los cerrajeros

Los cerrajeros son profesionales dispuestos a colaborar con su comunidad, ante la delincuencia, es bueno recordar que ellos forman parte de esta. Este oficio ha evolucionado con el único interés de generar soluciones cada vez más resistentes.

No son tiempos de hacer rumores y cortinas de humo para que se desconfíen de los profesionales y cada vez más personas poseen establecimientos vulnerables, atender la cerrajería es una prioridad.