¿Dónde me deje las llaves?

Muchas veces por razones de prisa y descuido, te percatas de que cuando llegas a casa se te dificulta la entrada, y eso se debe a que tus llaves se encuentran irremediablemente extraviadas.

Incluso ocurre cuando salimos un momento de casa sin llaves, y por infortunios la puerta se cierra, por lo que dependiendo del mecanismo de la cerradura debemos acudir a un cerrajero https://cerrajerosmanresa-barcelona.es.

Si, a veces tenemos suerte de que alguien más vive con nosotros y nos facilita entrar a casa, pero en ocasiones, nadie más tiene un juego de llaves adicional, y eso nos genera cierta incomodidad.

Sin embargo, no eres ni el primero ni el último al que le ocurre tal desavenencia, y antes de preocuparte debes buscar una salida dentro del abanico de soluciones.

Buscando soluciones para encontrar tus llaves

El paso inicial sería reconstruir tu camino, mirando detenidamente en los sitios donde hiciste parada, si las dejaste en el sitio de trabajo o en el vehículo.

También toma en cuenta si alguien adicional tiene una copia del juego de llaves que tenías en tu poder, como el caso de un vecino o un familiar.

Trata igualmente de abrir la puerta con una tarjeta de plástico (puede ser una tarjeta de débito), en el caso de que no se le haya pasado llave a la casa.

Si las anteriores estrategias no te funcionaron, entonces te toca recurrir a la ayuda de un cerrajero que cambie incluso la cerradura como medida de seguridad.

A nadie le agrada que se le extravíen las llaves, pero pese a lo adverso de la situación, nos deja la enseñanza de ser más cuidadosos la próxima vez.

Cuando acudas a la cerrajería…

En el momento que te ocurra esta incidencia en particular, es necesario que actúes con velocidad, y tengas a la mano los datos de localización de tu cerrajero en el Masnou de confianza.

Este cerrajero desinstalará las cerraduras que estaban incorporadas inicialmente y las cambiara por otras similares, a menos que a tu voluntad sea cambiar el tipo de cerradura para mayor protección.

En este caso, es imprescindible que saques unas copias adicionales, aconsejablemente tres juegos ¿Pero por qué esa cantidad?

Un juego se lo puedes facilitar a un familiar, otro a tu vecino de confianza, y una tercera copia a la compañía de seguros inmobiliaria, que en algunos casos cuenta con el servicio de sustitución de llaves por robo o pérdida.

Ni siquiera consideres sacar una copia adicional para esconderla en un jarrón o una alfombra fuera en los exteriores de tu casa, ya que los delincuentes buscan primeramente en esos sitios para emprender un robo masivo en tu propiedad.

No todo es malo

Existen compañías aseguradoras que asumen este tipo de gastos, como parte de los beneficios de sus cláusulas, además de permitirte consignarles una copia de tu nuevo juego de llaves.

Considérate afortunado o afortunada de haber hallado una solución ante tal inconveniente, ya que en tu haber tendrás algo valioso por atesorar, y ello es la experiencia para evitar revivir el error cometido.