Primero que todo tenemos que saber que una ventana es un accesorio que presta acceso al interior de nuestra casa. Estas tienden a ser más frágiles que las puertas por lo que el cuidado que tienen que tener es mayor con respecto a estas otras.

Mientras pensemos en seguridad, nuestras ventanas comunes y corrientes puede que no aguanten un ataque realizado por un amigo de lo ajeno. Por esta razón es que simplemente debemos descartarlas como medidas de seguridad y buscar algo mejor. Para esto podemos instalar una ventana de seguridad. Pero si no tenemos el suficiente presupuesto se puede ir por una alternativa: las persianas de seguridad.

  • Características

Una persiana de seguridad es una de las soluciones a tu seguridad, a un precio más económico que sustituir la ventana. Estas son un refuerzo ante la inseguridad que existe y que, a pesar de ofrecer protección, también ofrecen estilo y estética.

Estas contemplan una diferencia en cuanto a las persianas normales. Todos sabemos que estas se utilizan nada más para evitar que la luz pase a través de la ventana, pero este tipo de persiana hacen más que eso. Esta está diseñada y fabricada con materiales que además de que impiden el paso de la luz, protegen e impiden el que alguien pueda romperla, reforzando así la seguridad de nuestras ventanas. Existen dos tipos, de los cuales hablaremos a continuación.

  • Persianas de seguridad blindadas

Este es el primer tipo. En nuestro caso podemos tener instaladas puertas blindadas y ventanas de seguridad, pero, ¿por qué no tener la protección completa? Es por esto que debemos adquirir uno de estos accesorios.

Las persianas clásicas están hechas con materiales de plástico que simplemente cualquiera puede romper sin hacer mucho ruido, estas no están diseñadas para proteger, simplemente son decorativas. Una diferencia muy grande con respecto a las blindadas es la construcción de las lamas. Estas son las tablas que forman la persiana completa. Las persianas blindadas no están hechas de plástico sino de materiales resistentes a roturas por lo que es otra barrera más que los ladrones deben de pasar para poder entrar.

Uno de los problemas más grandes que tienen estas es que son muy pesadas y son incómodas para mover por lo que si se les instala un motor hace esta tarea mucho más fácil.

  • Persianas de seguridad autoblocantes

Estas van un paso más allá de las blindadas ya que implementan un sistema muy moderno. La característica que tienen es que si alguien intenta levantarlas o manipularlas por el exterior, estas se bloquean en un punto (no en toda la persiana) evitando que la persona pueda pasar. Una desventaja de estas es su precio ya que pueden ser algo costosas, además de que tienen que estar motorizadas porque suelen ser muy pesadas.

Un cerrajero Gélida profesional puede darte mayores consejos con respecto a cuáles te convienen más, ya sean las blindadas o las autoblocantes, en cuanto a las vulnerabilidades de tu casa así como la instalación de estas.…